Patologías y Prestaciones

Shuttle Test o prueba de marcha de carga progresiva

La prueba de marcha de carga progresiva (Shuttle Test) es un estudio que cumple un papel importante en la evaluación funcional de las enfermedades respiratorias.

También se utiliza en la evaluación preoperatoria de pacientes con enfermedades respiratorias que requerirán reseciones pulmonares o serán sometidos a cirugías mayores. Además, permite valorar los resultados de los programas de rehabilitación cardíacos y respiratorios ya que estos se asemejan a las actividades de la vida diaria. 

¿De qué se trata esta prueba?

El Shuttle Test consta de 12 niveles en los que cada paciente camina a una velocidad creciente durante 12 minutos. La distancia entre los conos se denomina “Shuttle” y es de 10 metros.

En esta prueba se controla la oxigenación y frecuencia cardíaca mediante oximetría de pulso. La velocidad de la caminata aumenta progresivamente hasta el nivel 12 y la prueba se detiene cuando el paciente presenta limitación por falta de aire o no puede mantener el nivel requerido de velocidad.

El resultado principal es la distancia recorrida, que se calcula a partir del número de vueltas (shuttles) completadas. Esto depende de varios factores, entre los que se encuentran:

  • Edad.
  • Índice de masa corporal.
  • Volumen espirado en el primer segundo en la espirometría (VEF1).
  • Fuerza de los miembros inferiores.
  • Estado de actividad general.

La distancia recorrida también se correlaciona con el consumo máximo de oxígeno en pacientes con EPOC o enfermedades cardíacas.