Patologías y Prestaciones

Prueba de provocación bronquial con ejercicio

Esta prueba, también llamado Test de Provocación Bronquial con Ejercicio o Asma inducido por el Ejercicio, permite determinar si hay hiperreactividad bronquial o asma disparado por el ejercicio. Para ello se realiza una espirometría basal y luego se le indica al paciente que corra en una cinta caminadora durante 8 minutos aproximadamente. Posteriormente se vuelven a realizar maniobras de espirometría. Si se observa una caída del flujo espiratorio del primer segundo mayor al 20%, se diagnóstica asma bronquial.

Para realizar este test:

  • No debe ingerir los siguientes medicamentos 48 horas antes de la consulta: Cetirizina, Hidroxicina, Montelukast, Panlukast, Zafirlukast, Zileuton, etcétera.
  • No ingerir corticoides en la semana previa al test.
  • Traer ropa de gimnasia, zapatillas y una toalla. Una remera extra en caso que desee cambiarse.
  • Avisar antes de realizar el test si tiene diagnóstico de hipertensión arterial o si está embarazada.
  • No podrá realizar la prueba si tiene diagnóstico de hipertensión pulmonar y enfermedad coronaria no controlada.