Patologías y Prestaciones

Patología vascular

La Hemorragia Subaracnoidea (HSA) es una enfermedad muy frecuente, especialmente en nuestro entorno, y con unas consecuencias devastadoras en términos de morbimortalidad.

La mortalidad estimada de la HSA está en torno al 45% (entre el 32 y el 67%), teniendo en cuenta que entre un 10-15% fallecerá antes de alcanzar asistencia sanitaria. Además, cerca del 30% de los supervivientes presentarán un déficit moderado o grave. En la mayoría de los casos la HSA se produce por la rotura de un aneurisma cerebral.

La incidencia de hemorragia subaracnoidea aneurismática se estima en 6-12 casos por 100.000 habitantes en los países occidentales.

Aunque el mayor pico de HSA aneurismática se encuentra entre los 55-60 años, hasta un 20% ocurre en pacientes entre 15 y 45 años.

Para mejorar el pronóstico es preciso el trabajo multidisciplinar que permite un diagnóstico clínico y de imagen precoz, un buen manejo médico, una correcta valoración neuroquirúrgica, un tratamiento preciso y una rehabilitación y seguimiento adecuados a cada caso.

Entre las patologías vasculares que aborda nuestro servicio de Neurocirugía se encuentran:

  • Aneurismas.
  • Malformaciones vasculares cerebrales.
    • Malformaciones arteriovenosas.
    • Cavernomas.