Novedades

Hospital Privado Cordoba Actualidad

Hiperhidrosis: qué hacer cuando la sudoración es excesiva

Viernes 18 de Marzo de 2022

Esta enfermedad, responsable de distintos problemas sociales, laborales, económicos y psicológicos, tiene distintos tratamientos disponibles. 

Transpirar es un fenómeno normal que ayuda a mantener estable la temperatura corporal. En ocasiones, una persona puede tener una sudoración excesiva en regiones específicas. Las causas pueden ser idopáticas, desconocidas o secundarias a otras enfermedades como hipertiroidismo, entre otras. Este exceso de transpiración es potenciado o exacerbado por el estrés causado por otros factores, o por el hecho de saber que padece de sudor excesivo en algunas partes de su cuerpo. Esto se llama hiperhidrosis y cuenta con distintos tipos de tratamientos posibles de realizar. 

* Dra. Constanza Ramacciotti en consultorio. 

Desde los servicios de Dermatología, Cirugía de Tórax y Endocrinología detallan que existen dos tipos de sudoración excesiva: la primaria y la secundaria. 

  • Hiperhidrosis primaria: esta es la sudoración excesiva de alguna parte del cuerpo y representa más del 90 % de los casos. No tiene relación directa con la temperatura ambiental y se debe a un exceso de estímulos nerviosos emitidos por el nervio simpático y es exacerbada por por estrés emocional. Las zonas más afectadas son las palmas de las manos, axilas, plantas de los pies y la región cráneo-facial. Este tipo de hiperhidrosis tiene un patrón bilateral y simétrico, generalmente comienza antes de los 25 años y puede estar asociada con antecedentes familiares (30 al 65% de los casos). La Dra. Romina Ferreyra, dermatóloga en el Hospital, comenta que en ocasiones “genera situaciones molestas y afectan la calidad de vida y desarrollo habitual de las actividades cotidianas”.  
  • Hiperhidrosis secundaria: este tipo de hiperhidrosis suele ser consecuencia de otras enfermedades o condiciones médicas (como por ejemplo diabetes, hipertiroidismo, menopausia, cardiopatías, tumores, entre otros) o bien puede ser causada por determinados medicamentos. Como características, el Dr. Mario Bustos, jefe de Cirugía de Tórax, explica que aquí hay más probabilidad de que la hiperhidrosis sea generalizada, así como también que esté presente durante el sueño, y puede manifestarse luego de los 25 años y carecer de antecedentes familiares. 

Los servicios del hospital mencionados anteriormente, abordan la hiperhidrosis primaria a partir de tratamientos médicos y quirúrgicos. Estos últimos se aplican en aquellos casos donde los primeros no brindan el resultado esperado, no pueden realizarse por algún motivo o no producen resultados definitivos. “De esta manera, los profesionales especializados buscan generar la cura de las personas con hiperhidrosis y revertir así el impacto social y emocional que les genera esta enfermedad”, señala Constanza Ramacciotti jefa del Servicio de Endocrinología. Sin embargo, la profesional recomienda descartar causas secundarias antes de operar, de lo contrario no será efectiva la cirugía o el tratamiento médico implementado. Esto se puede realizar con análisis de sangre, orina o de imágenes según corresponda. 

* Dr. Mario Bustos, en cirugía simpaticectomía videotoracoscopia. 

Los tratamientos para la hiperhidrosis 

De acuerdo a cada caso y cada persona, el tratamiento para abordar esta patología varía. Es por esto que es importante consultar con especialistas idóneos en esta patología y que formen parte de un equipo multidisciplinario de evaluación y tratamiento. 

Las distintas terapias comprenden: 

  • Tratamientos sistémicos: estos incluyen medicamentos orales que provocan la disminución de la transpiración de forma no selectiva. Puede afectar otros órganos y sistemas, con efectos secundarios difíciles de controlar. 
  • Tratamientos locales: implican diversos productos, como sales de aluminio, que bloquean las glándulas y provocan una mejoría aceptable en personas con sudor moderado. De igual modo, las zonas de piel fina, como las axilas, se pueden irritar. 
  • Toxina botulínica: este tratamiento produce el bloqueo local del nervio que provoca la transpiración. Su aplicación tiene un efecto temporal (6 a 9 meses) y es de las mejores opciones para la hiperhidrosis axilar. 
  • Cirugía del nervio (simpatectomía): en este procedimiento se selecciona y aborda directamente el nervio correspondiente de la zona a tratar, por lo que es un tratamiento efectivo y definitivo. 

* Aplicación de toxina botulínica por parte de la Dra. Romina Ferreyra. 

Estos métodos brindan solución a la sudoración y mejoran la calidad de vida de las personas. Es importante realizar la consulta en el momento en donde se percibe que hay sudor excesivo en alguna parte del cuerpo, ya que provoca problemas en distintas esferas de la vida. “Tratarla con el método adecuado brindará solución a la sudoración y mejorará la calidad de vida”, concluye el doctor Mario Bustos, jefe de Cirugía de Tórax. 

Un equipo de profesionales especializados en esta afección brindará tratamiento y diagnóstico en nuestra institución. Un equipo interdisciplinario enfocado en el bienestar de los pacientes. 

Para más información, solicitar una consulta con especialistas de Hospital Privado a través del (0351) 4688888.